lunes, 27 de marzo de 2017

bizcocho esponjoso, de anís

El aroma que desprende un bizcocho recién horneado es inconfundible y este olía de maravilla!! Es muy ligero y esponjoso, con un delicado sabor a anís que os va a encantar.
Si os preocupa el tamaño podéis utilizar solo la mitad de los ingredientes, aunque os puedo asegurar que en casa entre el desayuno y la merienda del fin de semana desapareció rápidamente.
No sé si os sucede a vosotros, pero mientras se está horneando no puedo evitar vigilarlo a cada rato, será por si se escapa ;)


Ingredientes: para un molde savarin de 26cm
  • 8 huevos medianos (60gr aprox cada uno) a temperatura ambiente
  • 260gr de azúcar
  • 100ml de aceite de girasol
  • 90ml de anís
  • 60ml de agua
  • 260gr de harina de repostería
  • 20gr de levadura tipo Royal
  • ralladura de 1 limón
  • azúcar glas para espolvorear por encima

Preparación:

Untamos el molde que vayamos a utilizar con un poco de aceite, reservamos.
Encendemos el horno a 170º calor arriba-abajo para que se vaya calentando mientras preparamos la masa.

Separamos las claras de las yemas.

Añadimos a las yemas el azúcar, y con unas varillas eléctricas las batimos durante unos 8-10min hasta que estén esponjosas y presenten un color amarillo pálido. Este paso es muy importante para que el bizcocho nos quede bien esponjoso. Le añadimos el aceite, el agua y el anís, mezclamos con unas varillas manuales suavemente.

Incorporamos poco a poco la harina tamizada junto con la levadura y una pizca de sal con movimientos envolventes. Añadimos la ralladura de limón.

Batimos las claras a punto de nieve y se las agregamos con delicadeza y con movimientos envolventes.

Vertemos la mezcla en el molde. Lo introducimos dentro del horno que previamente pusimos a calentar, situándolo en la segunda ranura comenzando por abajo, durante unos 55min aprox hasta que presente un ligero color dorado por encima. Procurad no abrir el horno durante los primeros 40min porque corréis el riesgo de que se os baje. Para comprobar si ya está hecho introducimos un palillo, si sale limpio es que ya está listo de lo contrario lo dejaremos unos minutos más.


Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar unos 10min.
Luego lo desmoldamos y dejamos que se termine de enfriar sobre una rejilla para que no se humedezca.

Una vez frio lo espolvoreamos con azúcar glas por encima.


 Espero que os haya gustado ^ _^ Que tengáis una feliz semana.

lunes, 20 de marzo de 2017

focaccia con romero y sal gruesa

La focaccia, es un tipo de pan con forma plana muy popular en Italia. La más tradicional es la cubierta con sal y romero pero existen muchas otras variantes, con tomates cherry, o secos, aceitunas, queso, dependiendo según la región y el gusto personal de cada uno. Está es una versión sencilla, pero como muchas otras recetas existen diferentes formas de elaboración.
En Italia se suele usar como una alternativa al pan, o para una cena informal, o como la disfrutamos nosotros, en la merienda acompañada de jamón cocido, con cualquier otro embutido estará igualmente estupenda ;)



Ingredientes para una bandeja: de 39 x 30
  • 300ml de agua tibia
  • 20gr de levadura fresca
  • 1 cucharadita de postre de azúcar
  • 25gr de aceite de oliva virgen para la masa (y un poco más para aliñarla)
  • 1 cucharadita de café de sal (8g)
  • 465gr de harina de fuerza
  • romero fresco y sal gruesa para aliñar por encima.
Preparación:
En un recipiente pequeño, echamos la mitad del agua tibia y la cucharadita de azúcar, removemos y disolvemos en ella la levadura. Dejamos reposar la mezcla 15min.

Echamos la harina en un bol junto con la sal, mezclamos, hacemos un hueco en el centro, vertemos el aceite, el agua restante y la mezcla de levadura.


Removemos con una cuchara de madera hasta formar una masa consistente.

La retiramos del bol y la amasamos con las manos sobre una superficie hasta que esté elástica. Para que la masa salga esponjosa y con los típicos agujeros se nos tiene que pegar un poco a las manos, así que procurad no añadir más harina de la necesaria. Untamos un recipiente con aceite, introducimos la masa dentro, lo cubrimos con film y un paño de cocina y dejamos reposar en un lugar libre de corriente hasta que doble su volumen, aprox unas 2 h.


Trascurrido este tiempo untamos la bandeja del horno con aceite, depositamos la masa y la extendemos con las manos ligeramente impregnadas de aceite.

Cubrimos la bandeja con un paño y dejamos reposar unos 35 min. Si la temperatura del ambiente está fría la dejaremos un pelin más (no tiene que crecer el doble, solo un poco)
Esparcimos un buen chorro de aceite por toda la superficie y hacemos agujeros  introduciendo las yemas de los dedos en la masa.

Esparcimos la sal gruesa y el romero por encima, dejamos reposar unos 12min.


Introducimos la bandeja en el horno que tendremos calentando a 200º calor arriba- abajo, unos 20-25min, hasta que esté dorada.


La retiramos y servimos tibia o fría, como mejor nos apetezca!

lunes, 13 de marzo de 2017

peras al vino tinto

Hoy un postre sencillo y tradicional, peras al vino. Hace un par de semanas, nos fuimos a cenar a una tasca con unos amigos a los que hacía ya varios años que no veíamos, cuando llegó la hora del postre yo escogí unas peras al vino, y aunque no me gusta mucho el vino tinto me sorprendió lo ricas que estaban. Así que este fin de semana decidí prepararlas en casa.
He empleado las peras de la variedad conferencia y han quedado muy tiernas y jugosas.
Cuando vayáis a escogerlas es importante que sean todas del mismo tamaño y que estén maduras pero firmes para que se hagan por igual y no se deshagan durante la cocción.
Espero que os gusten y las disfrutéis tanto como nosotros.






Ingredientes: para 4 peras
  • 4-5 peras grandes (dependiendo del tamaño) variedad conferencia
  • 1 l de vino tinto (he utilizado un tempranillo)
  • 200gr de azúcar
  • 2 ramas de canela
  • 1 trozo de cáscara de limón
  • 1 trozo de cáscara de naranja

Preparación:

Cogemos una olla donde nos quepan las 4 peras, pero que les sobre un poco de espacio entre ellas, para luego poder manejaras bien. Ponemos a calentar en ella el vino, el azúcar, las ramas de canela, y las cáscaras de limón y naranja. Lo dejamos a fuego medio hasta que comience a hervir.

 
Mientras pelamos las peras dejándoles el rabito, y les cortamos un poco la base para que luego se asienten mejor en el plato.

Cuando el vino comience a hervir introducimos las peras y las cocinamos a fuego suave pero sin que deje de hervir (sin tapar la olla) durante unos 35-40min, dándoles la vuelta de vez en cuando, cada 6min aprox para que se cocinen bien por todos los lados.


A medida que se vayan cocinando notaréis como van cogiendo el color oscuro del vino.
Para comprobar cuando están listas, lo que haremos será introducir un palillo. Si se introduce fácilmente y la pera está tierna, las retiramos cogiendolas por el rabito para un plato.


Continuamos hirviendo el vino durante unos 15-20min hasta que reduzca y nos quede como un almíbar un poco denso. Dejamos enfriar o servimos tibio, según vuestra preferencia a la hora de consumir las peras.


Si las vamos a tomar frías las reservamos en el frigorífico.


Servimos regadas con un chorito de almíbar


Fijaros! que tiernas y que colorcillo más maravilloso ;)

lunes, 20 de febrero de 2017

malasadas (dulce de carnaval)

Los carnavales son una festividad que me trae muchos recuerdos de mi infancia. Ese día mi abuela se levantaba por la mañana temprano, para preparar el almoado (la masa) de las filloas, después las hacía al mediodía en la cocina a leña. Cada una que ponía en el plato le desaparecía a los pocos segundos, mi abuela nos decía... así no hay forma de llenar el plato! y ahora en casa intentan mantener la misma tradición robándomelas a mi ;)

Todos los años junto con las recetas tradicionales me gusta incorporar alguna receta nueva, esta vez fueron las "malasadas", un tipo de bollo de masa dulce muy esponjoso que va frito. Según cuentan, fueron introducidas en Hawai por los postugueses que emigraron a trabajar en las plantaciones. Yo las rellené con crema, pero rebozadas con azúcar son igualmente irresistibles.


Ingredientes: para unas 20 unidades
  • 12gr de levadura fresca
  • 80gr de agua tibia
  • 270gr de harina de fuerza (la compré en una panadería)
  • 60gr de azúcar 
  • media cucharadita de café de sal
  • 2 huevos medianos (de 62gr cada uno)
  • 100gr de leche entera tibia
  • 35gr de mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de café de esencia de vainilla
  • aceite de girasol para freirlas
  • azúcar para rebozarlas
Para la crema pastelera:
  • 270gr de leche entera
  • 1 yema
  • 30gr de azúcar
  • 14gr de maizena
  • un trozo de corteza de limón
  • un trocito de canela en rama
  • 1 cucharadita de café de esencia de vainilla

Preparación:
En un vaso disolvemos la levadura en el agua tibia, dejamos reposar mientras preparamos el resto de los ingredientes.
En un bol colocamos la harina, el azúcar y la sal, mezclamos. Hacemos un hueco en el centro y añadimos, los huevos batidos, la mantequilla derretida que estará casi fría, la esencia de vainilla, la leche y la mezcla de levadura.

Mezclamos con una cuchara de madera o unas varillas hasta lograr una masa blanda, similar a la de los bizcochos y sin grumos.

Cubrimos el bol con un paño y lo dejamos levar hasta que doble su volumen, entre 1h y media a 2h.Yo lo puse al lado del radiador y en 1h y media estaba lista.


Mientras preparamos la crema pastelera: 
Reservamos un poco de leche en un vaso,  ponemos el resto a calentar a fuego suave junto con el azúcar, la corteza de limón y el trocito de canela. Cuando esté caliente retiramos del fuego, dejamos reposar un par de minutos para que se infusione, luego retiramos la corteza y la canela, volvemos a poner la leche al fuego. Batimos la yema y la maizena en el vaso de leche y la vertemos en la leche caliente, cocemos un par de minutos hasta que espese sin dejar de remover. La colocamos en una manga pastelera con una boquilla redonda y se deja enfriar.

Cuando la masa haya crecido, cogemos porciones de masa con una cuchara siempre por el borde en circulo (no por el centro, de esta forma se rasga menos la masa y nos van a quedan más esponjosas) empujamos la masa con otra cuchara o simplemente con un dedo a la sartén. Las freímos en una sartén con abundante aceite sin que esté demasiado caliente para que se hagan bien por dentro.


 Las freímos un par de minutos por ambos lados.

 Las depositamos sobre papel absorbente y seguidamente antes de que se enfríen las rebozamos en azúcar.
Cuando estén frias, hacemos un pequeño agujero con un cuchillo, introducimos la manga pastelera por el orificio y las rellenamos con la crema.

 Y ya las tenemos listas para disfrutarlas!


Imposible comerse una sola ;) 

lunes, 13 de febrero de 2017

tarta de chocolate y almendra

Esta deliciosa tarta de chocolate es una versión de la famosa "torta de chocolate caprese", un dulce típico de Italia, concretamente de la Isla de Capri. La torta Italiana no lleva levadura ni harina, sólo almendra molida. Yo como no tenía suficiente almendra sustituí una pequeña cantidad por harina. Así que podéis hacer la versión que más os guste.
Se le puede poner trocitos de chocolate por encima de la masa antes de introducirla en el horno, o simplemente decorarla con azúcar glas cuando se haya enfriado.
Es una tarta húmeda con un intenso sabor a chocolate muy similar al brownie, muy fácil y rápida de realizar.
Espero que os guste!


Ingredientes: para un molde de 22cm
  • 240gr de chocolate negro para postres (215gr para la masa y 25gr para esparcir por encima)
  • 150gr mantequilla
  • 4 huevos medianos
  • 160gr de almendra molida
  • 40gr de harina (o almendra)
  • 90gr de azúcar
  • azúcar glas para decorar (opcional)

Preparación:
Untamos nuestro molde con una pizca de aceite, forramos la base y las paredes con papel de hornear. El aceite actuará de pegamento, de esa forma no se moverá el papel, reservamos.

Partimos el chocolate y la mantequilla en pequeños trozos y fundimos todo junto en el microondas o a baño maría, si lo hacemos en el microondas lo pondremos a intervalos de 20 segundos para evitar que se queme, lo removemos hasta que se termine de fundir con el calor residual, reservamos.


En un bol batimos los huevos junto con el azúcar con una batidora de varillas eléctrica durante unos 6-7min, hasta que blanqueen un poco y estén espumosos.

Encendemos el horno para que vaya calentando a 180º calor arriba-abajo
Incorporamos la mezcla de chocolate con una varillas manuales a los huevos, removiendo sin parar para que los huevos no cuajen con el calor del chocolate (que estará un poco templado)


Cuando ya esté todo bien integrado añadimos la almendra y luego la harina tamizada poco a poco (si usáis solo almendra omitís este último paso)


Vertemos la mezcla en el molde (la masa es un poco densa) la alisamos con el dorso de una cuchara y le esparcimos los 25gr restantes de chocolate en trocitos por encima.


Introducimos en el horno que tenemos ya precalentando durante 25-30min, dependiendo de vuestro horno. Es importante no pasarse con el horno para que salga húmeda, por eso no os despistéis e ir controlando con un palillo cuando falten pocos minutos para finalizar al cocción.


Retiramos del horno, dejamos templar unos minutos y luego la colocamos sobre una rejilla para que termine de enfriarse. Decoramos un poquito de azúcar glas por los bordes o la dejamos tal cual.

fuente de inspiración: Aliterdulcia

Que tengáis un feliz y dulce día de San Valentin ;) 💕


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...