lunes, 13 de febrero de 2017

tarta de chocolate y almendra

Esta deliciosa tarta de chocolate es una versión de la famosa "torta de chocolate caprese", un dulce típico de Italia, concretamente de la Isla de Capri. La torta Italiana no lleva levadura ni harina, sólo almendra molida. Yo como no tenía suficiente almendra sustituí una pequeña cantidad por harina. Así que podéis hacer la versión que más os guste.
Se le puede poner trocitos de chocolate por encima de la masa antes de introducirla en el horno, o simplemente decorarla con azúcar glas cuando se haya enfriado.
Es una tarta húmeda con un intenso sabor a chocolate muy similar al brownie, muy fácil y rápida de realizar.
Espero que os guste!


Ingredientes: para un molde de 22cm
  • 240gr de chocolate negro para postres (215gr para la masa y 25gr para esparcir por encima)
  • 150gr mantequilla
  • 4 huevos medianos
  • 160gr de almendra molida
  • 40gr de harina (o almendra)
  • 90gr de azúcar
  • azúcar glas para decorar (opcional)

Preparación:
Untamos nuestro molde con una pizca de aceite, forramos la base y las paredes con papel de hornear. El aceite actuará de pegamento, de esa forma no se moverá el papel, reservamos.

Partimos el chocolate y la mantequilla en pequeños trozos y fundimos todo junto en el microondas o a baño maría, si lo hacemos en el microondas lo pondremos a intervalos de 20 segundos para evitar que se queme, lo removemos hasta que se termine de fundir con el calor residual, reservamos.


En un bol batimos los huevos junto con el azúcar con una batidora de varillas eléctrica durante unos 6-7min, hasta que blanqueen un poco y estén espumosos.

Encendemos el horno para que vaya calentando a 180º calor arriba-abajo
Incorporamos la mezcla de chocolate con una varillas manuales a los huevos, removiendo sin parar para que los huevos no cuajen con el calor del chocolate (que estará un poco templado)


Cuando ya esté todo bien integrado añadimos la almendra y luego la harina tamizada poco a poco (si usáis solo almendra omitís este último paso)


Vertemos la mezcla en el molde (la masa es un poco densa) la alisamos con el dorso de una cuchara y le esparcimos los 25gr restantes de chocolate en trocitos por encima.


Introducimos en el horno que tenemos ya precalentando durante 25-30min, dependiendo de vuestro horno. Es importante no pasarse con el horno para que salga húmeda, por eso no os despistéis e ir controlando con un palillo cuando falten pocos minutos para finalizar al cocción.


Retiramos del horno, dejamos templar unos minutos y luego la colocamos sobre una rejilla para que termine de enfriarse. Decoramos un poquito de azúcar glas por los bordes o la dejamos tal cual.

fuente de inspiración: Aliterdulcia

Que tengáis un feliz y dulce día de San Valentin ;) 💕


lunes, 30 de enero de 2017

galletitas de almendra chinas, super crujientes!!

Hola a tod@s!! hoy os traigo unas galletitas para acompañar con un chocolate bien caliente estos días de intenso frío. Os prevengo que son un vicio! no podíamos dejar de comer una tras otra ;)
Las vi en el blog de Josephine´s, con vídeo incluido. Son muy crujientes y ligeras ya que solo se utiliza la clara del huevo y aceite en vez de mantequilla. Lo único que se precisa es un poquito de maña a la hora de darles la forma pero os aseguro que es muy sencillo.

Ingredientes: para unas 25 galletitas, dependiendo del tamaño que se hagan
  • 74gr de clara de huevo (aprox de dos huevos grandes)
  • 70gr de azúcar
  • 6gr de licor de almendras o esencia
  • 10gr de aceite de girasol
  • 30gr de harina común
  • una pizca de sal
  • 75gr de almendras en láminas

Nota: Si dobláis los ingredientes os aconsejo que reservéis en el frigorífico la mitad de la masa para que mantenga la textura mientras preparáis la otra mitad de las galletas. Cuando la retiréis le añadís el resto de las almendras tostadas (los otros 75gr)

Preparación:
En un bol echamos las claras, el azúcar, el aceite y el licor de almendras o esencia. Añadimos poco a poco la harina tamizada junto con una pizca de sal, mezclamos bien con unas varillas manuales hasta que esté todo incorporado y se convierta en una crema un poco densa y líquida.

Cubrimos el bol con film trasparente y dejamos reposar  la mezcla en el frigorífico por lo menos una hora o toda la noche.


Tostamos las láminas de almendra en un sartén a fuego suave hasta que adquieran un color beis claro, removiendo frecuentemente para que no se quemen, retiramos para una fuente y las dejamos enfriar.

Cogemos una hoja de papel de hornear y con ayuda de un aro pequeño o similar (el mio 4cm de diámetro) dibujamos círculos, dejando un pequeño espacio entre ellos. Colocamos el papel en la bandeja del horno con los dibujos boca abajo. De esta forma lograremos que sean todas más o menos del mismo el tamaño, pero podéis omitir este paso y hacerlas a ojo como prefiráis ;)

Retiramos la masa del frigorífico y le añadimos las almendras tostadas, mezclamos bien.

Colocamos una cucharadita de masa en el centro de cada circulo.


Con delicadeza la extendemos ayudándonos de la cucharilla y un tenedor procurando que las láminas no se solapen unas sobre las otras. Tiene que quedar una capa fina como la que se aprecia en la imagen.

Introducimos en el horno que tenemos precalentado a 160º con aire durante 15-17min aprox hasta que las galletas comiencen a dorarse, estaros atentos!

Retiramos del horno, esperamos 1min y luego las sacamos con una espátula con cuidado. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez frías se conservan estupendamente varios días en un recipiente hermético.


Eso si sois capaces de resistiros a su maravilloso sabor ;) Feliz semana.

lunes, 19 de diciembre de 2016

tarta de limón y leche condensada, super esponjosa!!

Después de disfrutar del rollo de carne no podía faltar el postre, así que ese día preparé también una mini tarta como esta con los ingredientes que tenía en casa, y nos gustó tanto que la he vuelto a repetir este fin de semana. A la primera le había echado la maizena a ojo, por lo que no estaba segura si me saldría igual, y salió incluso mejor que la primera ;)
Es perfecta para después de una comida copiosa, es tan ligera y esponjosa como una nube, y el sabor a limón es muy suave.  Pero si sois de los que os gusta el sabor a limón intenso podéis añadirle la ralladura. Está aún más rica si la hacéis de un día para otro.


Ingredientes: para un molde de 22cm
  • 6 huevos medianos (de 60gr cada uno)
  • 500gr de leche condensada
  • 200gr de queso de untar, tipo philadelphia
  • zumo de dos limones medianos (80gr)
  • 10gr de maizena

Preparación:
Untamos el molde con una pizca de aceite y forramos tanto la base como las paredes con papel de hornear.
Encendemos el horno a 170º calor arriba-abajo.
Separamos las yemas de las claras.
 Añadimos el zumo de limón a las yemas, removiendo con unas varillas manuales.

A continuación agregamos la leche condensada, mezclamos.

Montamos las claras a punto de nieve con unas varillas eléctricas hasta que estén bien firmes, reservamos.
Utilizando las mismas varillas eléctricas, batimos el queso con la mezcla de yemas y leche condensada hasta obtener una crema homogénea.

 Agregamos las claras montadas poco a poco con unas varillas manuales y movimientos envolventes con mucho mimo.

Añadimos la maizena tamizada removiendo despacio. Saboreáis una pizca de la mezcla y si os gusta con un sabor a limón más intenso podéis añadir la ralladura.

Vertemos la mezcla en el molde.

Introducimos en el horno a 170º, en la segunda ranura comenzando por abajo durante unos 45-50min. Dependiendo de cada horno. Los últimos 10min cubierta con papel de aluminio para evitar que se dore de más. Comprobamos con un palillo.

Cuando esté lista apagamos el horno y dejamos la puerta media abierta durante unos 15min para que el calor se disipe gradualmente.

Bajará un pelín. Dejamos enfriar y desmoldamos.


Que paséis unas muy felices fiestas!! Un fuerte abrazo para tod@s

lunes, 12 de diciembre de 2016

Lomo de cerdo relleno, estilo navideño

La entrada de hoy se la dedico a mi familia, por su infinita paciencia mientras esperan a que haga los fotos antes de poder hincarle el diente a lo que he cocinado, sobretodo cuando se trata de algo salado como este lomo relleno (aunque luego tienen recompensa ;)
Los días previos a la Navidad ya estamos dándole vueltas al menú de Nochebuena, y este rollo de lomo relleno es una opción estupenda ya que suele gustar a todos y se puede preparar con antelación sin necesidad de agobiarnos ese día en la cocina.
La salsa para acompañarlo la hice con el jugo de la cocción, espesándolo un poco, estaba para chuparse los dedos! Si os sobra carne solo hay que calentar la salsa un poquito antes de servir y listo.


Ingredientes: para adobar la carne
  • 1,900gr de lomo de cerdo
  • 2 ramas de perejil
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla mediana
  • 10 ciruelas pasas sin hueso
  • 1 cucharadita de postre de especies para carne
  • 1 cucharadita de postre de romero seco
  • pimienta negra molida
  • 1/2 vaso de vino blanco (a poder ser de buena calidad)
  • 1/2 vaso de aceite de oliva virgen 
  •  sal
Para el relleno
  • 2 cebollas grandes cortadas en juliana y pochadas con un chorro de aceite
  • 1 tortilla francesa hecha con 3 huevos medianos
  • 11 ciruelas pasas sin hueso
  • 11 lonchas de beicón o panceta
  • 1/2 paquete de aceitunas verdes sin hueso
  • 1 puñadito de uvas pasas sin pepitas
  • 1 lata de 180gr de pimientos de piquillo asados.
  • 1cucharada de maizena para espesar la salsa

Preparación del adobo: Bien fácil, solo tenéis que picar la cebolla y el perejil en trozos pequeños y triturarlos junto con los demás ingredientes con una batidora de cuchillas o un robot de cocina hasta que se convierta en una papilla espesa.
Extendemos el rollo de carne. Yo le pedí a mi carnicero que me lo abriera pero si preferís hacerlo vosotros en casa en Youtube podéis encontrar varios vídeos explicando el procedimiento.
Pincelamos la carne generosamente por ambos lados con la mezcla de adobo, reservamos lo que nos sobre.


Enrollamos, la colocamos en una fuente y la cubrimos con film. Dejamos reposar en el frigorífico unas 12h o de un día para otro.

Pasado ese tiempo la desenrollamos, cubrimos con la cebolla pochada toda la superficie sin llegar a los bordes. Ponemos una capa de beicon.

En el extremos más corto la tortilla francesa y a continuación las ciruelas pasas formando una hilera. Luego vamos alternando en filas, los pimientos y las aceitunas junto con las pasas.

Comenzamos a enrollar con las manos por la parte estrecha donde hemos colocada la tortilla francesa, con cuidado y firmeza apretando lo mejor posible hasta llegar al final.

Atamos con un hilo para atar carne. Yo simplemente corte pequeños trozos de hilos y le hice un lazada.

Echamos un chorro de aceite en una olla y lo doramos un poco por ambos lados para sellarlo.

Lo retiramos para una bandeja apta para horno. Agregamos un chorrito de vino blanco al aceite que nos sobro en la olla y lo vertemos encima de la carne. Pincelamos de nuevo con el adobo que reservamos. Cubrimos con papel de aluminio.

Introducimos en el horno precalentado a 180º calor arriba-abajo durante una 1h y media aprox. Durante este tiempo lo regaremos de vez en cuando con el jugo resultante de la cocción. Retiramos el papel y lo dejamos unos 20min más hasta que lo veamos dorado. Si se trata de un rollo más grande y tenéis alguna duda sobre el punto de cocción y queréis aseguraros, cortáis una rodaja, que necesita unos minutos más, pues unís la rodaja con dos palillos y al horno de nuevo.

Retiramos la carne de la bandeja y le extraemos el hilo. Colamos el jugo resultante de la cocción para un cazo y lo ponemos al fuego.
Disolvemos una cucharada de maizena en un poquito de agua. Cuando el jugo comience a hervir y sin parar de remover  le vamos agregando poco a poco la maizena controlando la cantidad hasta conseguir una salsa algo espesa.

Lo cortamos en rodajas, servimos y regamos con la salsa.


Acompañado con una ensalada, o unas patatas asadas no me diréis que no está apetecible ;)

lunes, 28 de noviembre de 2016

mantecados de aceite de oliva

En mi cocina ya comienza a oler a Navidad, este año me he anticipado un poco con las recetas por si os apetece disfrutarlas en estas próximas fiestas.
Me encantan los mantecados y los polvorones, pero lo que menos me atrae es que llevan manteca de cerdo, por lo que después de zampármelos vienen los remordimientos ;)
Así que os dejo una versión más saludable. La receta se la vi a Lola de "pan frito o rebaná" y ella a su vez a José Manuel de "Asopaipas" ambos estupendos cociner@s. Es lo bueno que tiene la blogosfera que todos compartimos y aprendemos los unos de los otros. Yo solo disminuí un poco la cantidad de azúcar y aromaticé el aceite con cáscara de limón y naranja. No dejéis de probarlos, porque son una autentica delicia!


Ingredientes para unos 35 mantecados:
  • 500gr de harina común
  • 260gr de aceite de oliva suave
  • 1 trozo de corteza de naranja y limón
  • 220gr de azúcar glas
  • 8gr de canela molida
  • 75gr de almendra tostada
  • 20gr de ajonjolí tostado molido, sésamo (más un poco sin moler para decorar)

Preparación:

Ponemos a calentar en un cazo el aceite junto con la corteza de naranja y limón, cuando comiencen a dorarse los bordes las retiramos, apagamos el fuego y dejamos que enfríe el aceite.

Tostamos la harina en una sartén a fuego suave removiendo frecuentemente hasta que adquiera un tono crema sin  llegar a dorarse. O en el horno a 120º durante unos 30-40min removiendo de vez en cuando.


La dejamos enfriar y la tamizamos para quitarle los grumos que se pudieran formar. Para deshacer los que nos quedan en el tamiz los presionamos con una cuchara. Las fotos las hice de noche por eso no se aprecia muy bien el color.

Tostamos la almendra ligeramente en una sartén a fuego suave removiendo, o en el horno. Tened cuidado de no tostarla mucho ya que sabría amarga. Yo utilicé la que viene en grano y que suelo comprar en el "mercadona"

Hacemos lo mismo con el ajonjolí. Una vez que hayan enfriado ambos ingredientes los molemos juntos con un robot de cocina, una picadora, un molinillo....
Mezclamos en un bol primero todos los ingredientes secos y luego le añadimos el aceite.

Removemos con una cuchara de madera hasta formar una masa granulosa.

 Entonces la apretamos un poco con las manos tratando de formando una bola. No os preocupéis si se deshace un poco, es normal.


La colocamos sobre un trozo de papel de hornear y la estiramos con un rodillo dejándola del grosor de unos 2cm. Si os resulta más fácil podéis colocar la masa entre dos papeles, a mi no me hizo falta. La depositamos en una bandeja, la cubrimos con film y la dejamos reposar en la nevera unas 2h o incluso toda la noche.


Pasado ese tiempo, cortamos círculos con un cortapastas.

 Los vamos depositando sobre una bandeja cubierta con papel de hornear, dejando una pequeña separación entre ellos. Continuamos formándolos hasta terminar con toda la masa.


Espolvoreamos por encima con un poquito de ajonjolí


Los introducimos en el horno a 180º con aire durante 12-15min hasta que estén ligeramente dorados. Dejamos enfriar en la misma bandeja sin manipularlos ya que se nos romperían. Os lo digo por experiencia ;) Una vez fríos los podemos espolvorear con azúcar y envolver en papel seda.


Listos para disfrutarlos! ;) voy preparando el café... ¿quien me acompaña?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...