lunes, 20 de marzo de 2017

focaccia con romero y sal gruesa

La focaccia, es un tipo de pan con forma plana muy popular en Italia. La más tradicional es la cubierta con sal y romero pero existen muchas otras variantes, con tomates cherry, o secos, aceitunas, queso, dependiendo según la región y el gusto personal de cada uno. Está es una versión sencilla, pero como muchas otras recetas existen diferentes formas de elaboración.
En Italia se suele usar como una alternativa al pan, o para una cena informal, o como la disfrutamos nosotros, en la merienda acompañada de jamón cocido, con cualquier otro embutido estará igualmente estupenda ;)



Ingredientes para una bandeja: de 39 x 30
  • 300ml de agua tibia
  • 20gr de levadura fresca
  • 1 cucharadita de postre de azúcar
  • 25gr de aceite de oliva virgen para la masa (y un poco más para aliñarla)
  • 1 cucharadita de café de sal (8g)
  • 465gr de harina de fuerza
  • romero fresco y sal gruesa para aliñar por encima.
Preparación:
En un recipiente pequeño, echamos la mitad del agua tibia y la cucharadita de azúcar, removemos y disolvemos en ella la levadura. Dejamos reposar la mezcla 15min.

Echamos la harina en un bol junto con la sal, mezclamos, hacemos un hueco en el centro, vertemos el aceite, el agua restante y la mezcla de levadura.


Removemos con una cuchara de madera hasta formar una masa consistente.

La retiramos del bol y la amasamos con las manos sobre una superficie hasta que esté elástica. Para que la masa salga esponjosa y con los típicos agujeros se nos tiene que pegar un poco a las manos, así que procurad no añadir más harina de la necesaria. Untamos un recipiente con aceite, introducimos la masa dentro, lo cubrimos con film y un paño de cocina y dejamos reposar en un lugar libre de corriente hasta que doble su volumen, aprox unas 2 h.


Trascurrido este tiempo untamos la bandeja del horno con aceite, depositamos la masa y la extendemos con las manos ligeramente impregnadas de aceite.

Cubrimos la bandeja con un paño y dejamos reposar unos 35 min. Si la temperatura del ambiente está fría la dejaremos un pelin más (no tiene que crecer el doble, solo un poco)
Esparcimos un buen chorro de aceite por toda la superficie y hacemos agujeros  introduciendo las yemas de los dedos en la masa.

Esparcimos la sal gruesa y el romero por encima, dejamos reposar unos 12min.


Introducimos la bandeja en el horno que tendremos calentando a 200º calor arriba- abajo, unos 20-25min, hasta que esté dorada.


La retiramos y servimos tibia o fría, como mejor nos apetezca!

8 comentarios:

  1. Que bien te ha salido Maria, la tengo pendiente de publicar y cuando la hice mi hija me dijo que no le iba gustar con el romero y despues la comió casi que ella toda. Bsss

    ResponderEliminar
  2. Me gustan mucho y para una cenita me viene genial.Buenas noches.

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado preciosa y rica, rica, a mi me la pones a palo seco y me como un buen pedazo y rellena ni te cuento guapa...Bess

    ResponderEliminar
  4. Me encanta, además con el romero debe tener un sabor delicioso y un olorcito fantástico!! Un beso

    ResponderEliminar
  5. Qué tentadora te quedó! Me encanta la focaccia y tanto tiempo sin hacerla que no sabes las ganas que me acabas de meter. De momento voy a disfrutar de un gran trozo virtual! Besiños.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la focaccia y la tuya ha quedado con una pinta deliciosa

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Uummmmmmmmmmm como me tientas esta es la focaccia que mas me gusta y mas hago por que no estamos mas cerca que si no me tenias en casa a comer seguro estaba de muerte relenta.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...